Descripción del Tímpano de Conques : Capitulo 4
Las mansiones celestiales, la línea de tiempo de los avances de la Iglesia
 
Calendario de los Monjes Sufragios Santa Fe Diapositivas

b) Planta superior: la era del Nuevo Testamento

Un calendario monástico
Ahora estamos en presencia de una línea de tiempo que va desde el cero de la era cristiana hasta nuestros días, es decir, el siglo XII.
Es el momento de "la Iglesia en marcha": 13 caracteres de pie, el cuerpo casi de perfil, avanzan hacia Cristo. Ellos son guiados por tres grandes caracteres, representados casi de frente: a la cabeza de los elegidos, María, la madre de Jesús, seguida por San Pedro (1), fundador de la Iglesia quien detiene la llave del Paraíso y, finalmente, Dadon, el ermitaño que causó la fundación del santuario de Conques (véase la crónica de la abadía).
Los tres están generosamente bañados por las ondas divinas. Luego viene la procesión de los diez personajes cuyo tamaño disminuye de forma progresiva a medida que uno se alejan en el tiempo de acuerdo con las leyes de la perspectiva, dando una percepción tangible del tiempo. Representados en su mayoría de tres cuartos, estos personajes se mueven hacia Cristo, bajo la dirección del abad de Conques reconocible por su cruz pastoral. Pivote central del calendario, encarna el presente y el clima de optimismo. (Más información sobre el contexto de euforia de la Primera Cruzada).
El último, a nuestra izquierda, muy pequeño, casi en cuclillas, es María Magdalena. Está representada "volteada hacia atrás". Con María, la "mujer fuerte", son dos mujeres testigos de Cristo resucitado quienes enmarcan la procesión.

Basta con dar una fecha a cada personaje en el friso, para obtener un calendario que marca los hitos del camino de la salvación en la era cristiana:

cal
(pasar el ratón sobre la imagen para mostrar la leyenda)
vidvidvidvidvidvid3vid2vid
Maria-Magdalena

el Abbad

Dadón
San Pedro
María
fecha
0
303
356
400
800
1130-40
750
64
0
flechd
Presente
flechg

Los cuatro primeros tiempos de la Iglesia primitiva están representados por cuatro personajes pequeños con halos que constituyen una tipología alegórica y dividen los primeros siglos del cristianismo primitivo en cuatro períodos :
- Los discípulos : María Magdalena, "Apóstol de los Apóstoles" (Para aprender más sobre la vuelta hacia atrás, la adoración, las reliquias, los tapices y la imagen de la mujer, véase María Magdalena) ;
- Los mártires : santa Fe representada con su palma. (Para obtener más información acerca de sus reliquias, sacerdocio, liturgia en Conques, ver santa Fe) ;
- Los anacoretas : San Antonio el Grande. (Para obtener más información acerca de este ermitaño del desierto egipcio, consulte la página de San Antonio) ;
- Y por último la de los Padres de la Iglesia : San Jerónimo asociado con su filacteria.

Luego viene la época de Carlomagno. La dinastía carolingia está representada por el emperador, su hijo Luis el Piadoso rey de Aquitania y emperador y por Guillermo Gellone llamado nariz corta, nieto de Carlos Martel, y por lo tanto primo de Carlomagno. Esta tríada de reyes y héroes de la guerra puede parecer sorprendente en la cohorte de los electos. Más allá de su sumisión a la Iglesia, su presencia mítica corresponde a una intención deliberada en el contexto de la política y literario de la construcción del tímpano que exponemos en la sección del mito carolingio. (Subtitulos Carlomagno, Guillermo de Gellone, Luis el Piadoso, mitología...)


A continuación vienen dos clerigos, que simbolizan la presencia de la Iglesia, especialmente a través de las órdenes monásticas, como la de San. Benedicto a la que pertenece nuestra abadía. El primer monje presenta los Evangelios colocados en una tela, y reconocibles por su encuadernación. El segundo sostiene las Tablas de la Ley lo que demuestra la continuidad entre el Antiguo y el Nuevo Testamento, los hitos fundamentales del camino hacia la salión. (Lea más sobre la representación de la Tora y el Evangelio).

Uno observa en la planta baja una estructura espacio-temporal estrictamente inversa a la del Antiguo Testamento.
En el limbo, el personaje central, Abraham, padre de los Elegidos, marca los tiempos más remotos, y en ambos lados, los personajes están ordenados del más antiguo al más reciente a medida que se alejan del primer patriarca. En ambos extremos, María Magdalena, por un lado, Ezequiel, por el otro, ocupan una posición clave que asegura la transición.
Sin embargo, en la procesión de los nuevos tiempos, el eje central, ubicado abajo de Abraham, está ocupado por el abad de Conques, que encarna el momento actual.
Los otros personajes están ordenados cronológicamente, en una simetría inversa, del más reciente al más antiguo a la derecha como a la izquierda, y uno encuentra, en cada extremo, por un lado a María Magdalena y por el otro a la Virgen Marie. (2)
(Inicio)

SUFFRAGIOS* Y PURGATORIO*
María "Madre de la Iglesia", "Advocata nostra", se representa con las manos juntas, los dedos tocando ligeramente las olas de la mandorla de su hijo. En posición de la oración, intercede obviamente ante su hijo.
¿Y para quién, sino para aquellos en el Tártaro* ?
Esta intercesión demuestra que no es un infierno definitivo con pecadores condenados por la eternidad.
¿ Si este fuera el caso, de que podría servir esta oración ?

El desarrollo de la devoción mariana, por supuesto, tiene sus corolarios, el nacimiento del purgatorio* y la teoría de los votos* (o sufragios) de los santos.

mariemain suffrmar
La virgen ora e intercede para aquellos condenados al Tartato.


Los electos en las mansiones angélicas* (o paradisiacas) que se encuentran bajo la protección de los techos formados por las filacterias virtuosas que cargan los ángeles están lejos de ser impecables. ¡ De hecho, más de la mitad de ellos no llevan aureola (3) ! Entonces, el paraíso no sólo es para los santos, mártires o benditos...
¡ Entre ellos se encuentran, un renegado (San Pedro), una "pecadora" (4) (más información sobre María Magdalena), un matricidio (el ermitaño Dadón ) (5), e incluso un inmoderado incestuoso (Carlomagno) ! A todos les falta para ser santos, y sin embargo todos ellos están salvados, porque ellos creyeron.
Estos pecadores notorios o bien han recibido la gracia en su juicio particular, o ya han sido limpiados, justificados* por el fuego del purgatorio.

Se debe tener en cuenta la distancia entre el texto (teórico) y las ilustraciones (la realidad) :
Así, encontrar entre los castos (CASTI) y pacificos (Pacifici) a un personaje como Carlomagno puede dejar pensativo... Sin embargo, los benedictinos del siglo XII, no dudan de que el rey de los francos esté en su lugar en las Mansiones angélicas
* por su piedad.
Si las inscripciones recuerdan la Ley y su severidad, las imágenes en la piedra y en la retina de los peregrinos muestran una realidad diferente, donde la gracia lleva a cabo la misericordia : la gracia misma es visible, materializada en las olas celestiales que bañan la procesión de los elegidos.
(Arriba)

ESQUINERO DE SANTA FE

stef

Santa Fe tocada por la mano de Dios (pasar el ratón sobre la imagen para identificar los objetos)

Este espacio en forma de "cuña" está dedicado a la niña mártir cuyo culto, peregrinación y devoción pagados a las reliquias juegan un papel esencial en la reputación de Conques varios siglos antes de la erección del tímpano.

Resumimos el capítulo anterior los cuatro sentidos de interpretación de la pieza en esquina de una gran densidad semiótica.
Todos los grandes temas del tímpano se condensan aquí en forma alegórica: la continuidad de la Escritura, la fe, la salvación, el sacerdocio, la Iglesia.

- Por su posición entre los registros del Antiguo y del Nuevo Testamento, se asegura la continuidad de los tiempos Vetero y Nuevo Testamentarios.
-Por su forma, que sugiere que la fe es la piedra angular de la salvación.
- Las cadenas que cuelgan de los arcos evocan los milagros de la santa conocida por liberar a los presos. Estas cadenas ofrecidas como exvotos se utilizaron para construir las rejas del coro y todavía son visibles hoy en día. El recordatorio de la liberación de los cautivos no es insignificante en el tema de la salvación : ¿ no es a caso el purgatorio una historia de la liberación ?

- La alusión al sacerdocio es particularmente subrayada por muchos signos : el altar y el cáliz (que recuerda la continuidad del sacrificio desde Melquisedec hasta el sacerdote contemporáneo celebrando la Eucaristía), son los más obvios. Sin embargo, algunos símbolos se refieren también al sacerdocio celestial que recibió la Santa misma : el trono vacío y las gradas del altar en el que se arrodilla. (Lea más sobre el sacerdocio de Santa Fe)
- los tres arcos, no sólo materializan la basílica de Conques, sino que también representan a toda la Iglesia y más, resumen de la cristiandad en su conjunto. (Vea la decodificación de la simbología de los tres arcos)

grill
Rejas del coro de la iglesia de Conques, los hierros forjados de los presos liberados por Santa Fe (ayudada por los monjes que pagaban los rescates), y ofrecidos como ex-votos.

- La postración de Santa Fe, que se recoge ante la mano de Dios, refleja la concentración antes del juicio. Esta es una manifestación implícita de la auto-conciencia que surge en el siglo XII.

Fe y caliz
El altar, el cáliz, los grilletes y el trono vacío. Pase el ratón sobre la imagen para visualizar subtítulos.

 

LA CORONACIÓN de Santa Fe
Otra escena rinde homenaje a Santa-Fe. Es la de su coronación, ya que como la Virgen María, Santa Fe recibió una corona celestial.
Esta coronación es otra manifestación de su investidura sacerdotal, como un mártir que derramó su sangre, según el ejemplo de Cristo. Esta entronización es póstuma, en el cielo, y es por eso que la corona es redonda.
Hay dos representaciones de la coronación de Santa Fe en Conques : una en el tímpano (abajo a la izquierda) y otra (derecha) en el bajorrelieve que adorna la tumba de Begon, abad de finales del siglo XI. (6)

couronnement
La coronación celestial de Santa Fe : el ángel lleva la corona en el cielo (detalle del tímpano)
Haga clic aquí para ver zoom

enfeu begon
La coronación de santa Fe, nicho de Begon. Arriba a la derecha, reconocemos el ángel que coloca la corona sacerdotal sobre la cabeza de la niña mártir quien levanta su mano derecha en señal de fe.

UN CULTO POPULAR
El culto a Santa Fe ocupa un papel fundamental en la iglesia de la abadía de Conques que le es dedicada, así como a San Salvador y a San Pedro solamente. Santa Fe, representa precisamente, el concepto misericordioso de la salvación como lo demuestra la anécdota relatada en el Libro de los Milagros de Santa Fe escrito por Bernardo de Angers en torno a 1010 : este cultisimo maestro se mostraba indignadisimo por la costumbre laica popular, que mezclaba con los devotos Oficios de las horas "canciones rústicas, [...] gritos salvajes y estridentes, [...] quejas, frivolidades ineptas e inútiles y de otro tipo [...] absurdo e intolerable". Para detener estas prácticas vulgares consideradas inapropiadas, los monjes incluso cerraron las puertas de la abadía a los incongruentes. Fue entonces cuando la chica traviesa intervino a favor de los ruidosos fieles rechazados : abrió las puertas milagrosamente ! Tocada por el fervor de los humildes, respondio a las súplicas de los peregrinos despreciados.
Reflexionando, como de costumbre sobre lo relatado, Bernardo de Angers saca de la intervención de la santa una lección de teología sobre la naturaleza de la misericordia divina : "Dios tolera estas prácticas y las aprueba por la intención religiosa que las inspira y por condescendencia. Dios es un padre comprensivo y lleno de compasión por la debilidad de sus hijos, él sabe la fragilidad de su naturaleza en vez de buscar en el hombre lo que lo puede condenar, trata de descubrir en el corazón del pecador la raíz de la salvación." (Libro Primero de los milagros de Santa Foy, capítulo XII)
La historia indica cuán esencial es la relación entre la fe y la salvación en la teología monástica románica y permite entender mejor la presencia de pecadores notorios en las mansiones angelicales. (7)

La procesión avanza por el camino real de Cristo : se manifiesta con fuerza en la función sacerdotal, sigue el ritmo de los bastones pastorales de San Pedro (8), del Ermitaño Dadon (un baston en forma de “T”), de San Antonio y del abad.

baton
Juego de los cayados de los pastores. Pasar el ratón sobre la imagen para identificar los personajes.

San Pedro merece una mención especial. El apóstol Simón, fundador de la Iglesia es guía espiritual de la comunidad de fieles. A él es a quién fue inicialmente consagrada la iglesia de la abadía de Conques. A través de sus escritos, incluyendo sus dos epístolas, parece haber inspirado directamente al diseñador del tímpano. Observamos más de una docena de correspondencias estrechas entre el libro de piedra y el texto de Pedro. (para saber más)

Todo en la Ciudad de Dios, converge con el tema de la salvación. Todo tiene sentido: los personajes, los signos, el orden y la construcción geométrica. Por ejemplo, las líneas quebradas del techo de los arcos o de las filacterias de los ángeles protegen; los arcos conectan y apoyan, las direcciones horizontal, vertical y oblicua indican el sentido de la historia y las correspondencias; las esquinas proporcionan transiciones. ..
No se deja nada al azar, ni las proporciones de los personajes, ni el espacio dedicado a la Ciudad de Dios, claramente superior al del Tártaro. Así que uno se pregunta al igual que Jacques Le Goff, cuando concluye en su libro sobre el Purgatorio, "si el elemento motor del sistema de salvación no ha sido el paraíso"? (9)

Pasemos ahora al lado del Tártaro.

Capitulo siguiente 5 : losTártaros

(1) San Pedro juega un papel fundamental en la inspiración teológica del tímpano que parece, literalmente, apoyarse a sus dos epístolas. (Leer más) (regresar al texto)

(2) Notamos de paso que la columna de la Iglesia peregrina está enmarcada en ambos extremos por mujeres: de un lado María Magdalena abre la procesión que la Virgen María guía por el otro. Este calendario monástico se hace eco de otro calendario que podríamos llamar escatológico. En estos tiempos de ruptura, marca la historia mesiánica, explicando la progresión por etapa del tiempo de la ley al de la fe para llegar a los "últimos tiempos". Este calendario distingue 7 períodos sucesivos de aproximadamente mil años desde Adán hasta Noé, de Noé hasta Abraham, de Abraham hasta Moisés, de Moisés hasta Jesús, de Jesús a Zenón, de Zenón hasta Carlomagno, y de Carlomagno hasta el momento actual que anuncia el Apocalipsis y la Segunda Venida. Estas siete eras corresponden a los siete días de la Creación.
Dado que calendario hebreo determina la duración del mundo a 6000 años repartidos en siete días, a partir de 0 para Adán, el "día del juicio final", según la guematría cabalística está previsto para el año 2240 del calendario cristiano. Utilizando el mismo método de numerología, el número de 2240 da la cifra 8 (2+2+4+0) lo que corresponde al octavo día que no terminará, el de la vida eterna. (Casualmente a posteriori, la última palabra de las inscripciones en la admonición final, FUTURUM, termina con una letra uncial, un "M" que se parece a un 8 acostado , que evoca el signo sin embargo más reciente del infinito ... ver ilustración) suficiente para alimentar las especulaciones más o menos esotéricas de los "milenarios"! (regresar al texto)

(3) Entre los siete personajes que se encuentran entre San Pedro y San Jerónimo (es decir, Dadon, Guillermo, Carlomagno, Luis el Piadoso, y los 2 monjes), ninguno lleva el halo de santidad. (regresar al texto)

(4) Véase la sección dedicada a María Magdalena, su entrega y su mensaje místico. La "vuelta" de María Magdalena simboliza la vuelta de la mirada del mundo pagano hacia el Mesías. Más allá de un cambio en la moral, es la inversión de las leyes de la naturaleza: la visión del cuerpo físico transformado en un cuerpo glorioso.
(regresar al texto)

(5) Dadon, señor de Conques, desposeído de su castillo por los Sarracenos, se niega a compartir su caballo de batalla en contra de la liberación de su madre tomada como rehén. Arrepentido tras la salida de los Sarracenos, se volvió ermitaño y reconstruyó los templos destruidos. Esto sucedió un siglo antes del traslado de las reliquias de Santa Fe a Conques. (Vea la crónica de la abadía) (regresar al texto)

(6) El enfeu de Bégon se encuentra en la pared exterior sur de la abadía, en el lado del claustro. (Ir al texto)

(7) Las Escrituras asocian la salvación a la fe : "Ve, tu fe te ha salvado" (Mc 10: 52 o Lc 7: 50) y "Conseguirán la salvación de sus almas con el precio de su fe." (Pedro1 1: 9) (regresar al texto)

(8) Perdendiculares al suelo, los palos del abad y de Dadon siguen la dirección vertical de la Cruz, el eje de la manifestación trascendental de lo divino. Pero dos de ellos son oblicuos, siguen famosa "diagonal de la Gracia" : el de San Antonio que resistió a sus famosas tentaciones y el de San Pedro, que apunta directamente a la cerradura de la puerta del paraíso cuya llave sostiene. (Ir al texto)

(9) "A punto de terminar este libro, una ansiedad se apoderó de mí. Mi intención era sugerir que en este sistema [de la otra vida] el lugar favorito había sido el intermedio, efímero, frágil pero esencial, del purgatorio, que se convirtió en un lugar entre el cielo e Infierno.
Pero, ¿ es esa la verdad del sistema ?
Podríamos preguntarnos si la fuerza motriz, no ha sido la organización de este paraíso, que ha interesado tan poco a los historiadores y, que , si reviso mi archivo, no me parece tan soso ni monótono como se dice
." (Jacques Le Goff, El nacimiento del purgatorio, Historia Folio, 1981, p. 484) (Ir al texto)

Capitulo siguiente 5 : losTártaros

Arriba

Volver al capitulo anterior

 

Página anterior