La Torá y el Evangelio en el tímpano de Conques

Las Escrituras están representadas cuatro veces en el tímpano.
En la procesión del clero, dos monjes cargan las Tablas de la Ley y los Evangilios.


Clérigos cargando las Escrituras
(Pase sobre la imagen para ver los detalles)

La presencia de la Biblia en el nivel del Nuevo Testamento, como la de la Buena Noticia en el nivel del Viejo, constituye una correspondencia que nos refiere a la unidad y a la continuidad del Libro.

Cada uno de los dos Testamentos está   pues representado en dos ocasiones: la Biblia está representada por los rollos de la Torá , sostenidos por las manos de Moisés y de Aarón, y por las Tablas de la Ley cargadas por un clérigo y por el futuro rey Luis el Piadoso.
El Evangelio, cargado aquí en una sabana por el monje, también está representado por las santas María(s) bajo el último arco de los tiempos bíblicos.

Por lo tanto, se hace hincapié cuatro veces en el papel fundamental desempeñado por las Sagradas Escrituras, textos esenciales del anuncio de la salvación. Es por esto que es importante identificar el Evangeliario y no confundirlo con un simple relicario como se hace con demasiada frecuencia.

María y María de Magdala, presentan la "Buena Noticia". María de Magdala, Apóstol de los Apóstoles, es el primer testigo de la resurrección de Cristo en la mañana de Pascua, y el heraldo de la "Buena Noticia". Mujeres santas veladas y coronadas, sostienen lámparas encendidas y están colocadas en posición clave, asegurando la transición en el extremo del nivel del Antiguo Testamento.
(Lea más sobre el culto a María de Magdala )

Moisés y Aarón sosteniendo los rollos de la Torá

Página anterior

 

 

Página anterior